GUIÓN PARA LAS ETIQUETAS
Cuando introduzcáis vuestro reportaje, entrevista, etc. tenéis que indicar dos etiquetas. La primera que especifique el sector cultural en el que os habéis centrado y la segunda que indique el contenido que habéis analizado.

1. ETIQUETA PARA EL SECTOR CULTURAL:
Patrimonio, museos, archivos, bibliotecas, libro, periódicos y revistas, artes plásticas, artes escénicas, cine, video, música grabada, televisión, radio, fundaciones u otras instituciones culturales.

2. ETIQUETA PARA EL CONTENIDO:
Sector, estrategia competitiva o estrategia corporativa

jueves, 10 de diciembre de 2009

Madrid is not so different

El turismo de sol y playa tiene las horas contadas. En Madrid, el turismo cultural se sitúa cada vez más como un sector en alza.

Víctor J. Núñez - Madrid – 9/12/2009

Recién terminado el puente de la Constitución, las calles de la almendra central de Madrid respiran algo más tranquilas: el puntual trasiego de turistas se ve sustituido por el habitual trasiego de mercancías. Sin embargo, al madrileño de a pié no se le escapa un dato: cada vez son más comunes los flashes de las cámaras de los visitantes de la ciudad en Cibeles, Sol o la Plaza Mayor. Existe la percepción de que el Ayuntamiento está promocionando la imagen de Madrid en el extranjero a marchas forzadas, ya sea con campañas concretas, o con los grandes fastos de la última candidatura olímpica. La pregunta que nos hacemos ahora es esta: ¿Se debe el crecimiento del turismo en la ciudad en exclusiva a las medidas del Ayuntamiento, o intervienen otros factores que animan a los potenciales viajeros a decidirse por comprar sus billetes a Madrid?

“Madrid ha puesto en valor toda la riqueza turística que tiene, ha realizado planes urbanísticos en el centro, y ha hecho un esfuerzo de promoción que está dando sus frutos”. Lo dice José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, una asociación que agrupa a los grandes empresarios turísticos españoles. Pero en plena crisis, el tirón del turismo tradicional ya pierde fuelle en España; este sector necesita urgentemente un turnaround, término anglosajón utilizado en la gestión empresarial para definir una reversión de la situación de crisis de una compañía y su posterior lanzamiento a la senda de los beneficios. Según un informe de la misma Exceltur, el cálculo de la actividad del tercer trimestre de 2009 en museos y monumentos españoles está marcado por un equilibrado balance sobre la evolución de las ventas. Su beneficio empresarial cae como resultado de la situación generalizada de crisis económica a nivel nacional, pero cae menos que el beneficio de las empresas y equipamientos de ocio en general.





















Hay una clara tendencia del turismo a decantarse por las ofertas de tipo cultural, y desde Madrid se toma nota de ello. El mercado turístico madrileño estaba copado hasta ahora por empresas que brindaban a los visitantes ofertas de ocio, como el nocturno. Sin embargo, se ve ahora que existe un sector donde la concentración es alta y la rentabilidad media puede subir. Un ejemplo de la potencialidad del sector del turismo cultural lo podemos encontrar en el Plan de configuración de un gran eje cultural en torno al Paseo del Prado de Madrid, que conllevaría la peatonalización de esta arteria, ahogada ahora por el tráfico rodado. Según otro informe de Exceltur, estrategias como esta conducen al reposicionamiento y aprovechamiento de los efectos multiplicadores del turismo, y crean expectativas a empresas que deseen orientar su actividad hacia el sector del turismo cultural.

Según un informe elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, la ciudad de Madrid ha recibido en el mes de octubre del presente año 728.763 visitantes, un 10,1% más que el año anterior. El dato contrasta con la media española, que cae un 1,7%. Según el concejal de Economía de Madrid, Miguel Ángel Villanueva, "es muy importante el crecimiento del turismo extranjero". Han llegado un 73% más de japoneses, y un 29% más de estadounidenses. A nivel europeo, ha aumentado el número de visitantes franceses e italianos, tal vez por la mejora de la situación económica en sus países de origen. Aunque Madrid se ha caracterizado tradicionalmente en el panorama nacional por atraer en mayor medida un turismo de negocios y en menor medida turismo de otros tipos, parece que la tendencia se está invirtiendo. “Madrid ya no es sólo turismo de negocios. Tiene una gran oferta de ocio y cultura”, según José Luis Zoreda.

Últimamente Madrid se ha visto involucrada en acontecimientos culturales internacionales como el festival “Letra Buenos Aires”, en el que era la ciudad invitada. También hace unos días se ha promocionado como destino turístico en Tokio, siempre poniendo en valor la extensa oferta cultural de la ciudad. Esta insistencia por parte de las administraciones puede venir provocada por el éxito que han tenido en Madrid eventos culturales como “La Noche en Blanco”; también ha sido exitosa la aportación relativamente reciente de las flamantes exposiciones del “Caixa Fòrum” o la “Casa Encendida” a la milla del arte.

Lo cierto es que, ya sea gracias a la intervención de las administraciones, ya sea gracias a la nueva corriente cultural que recorre la ciudad, las empresas de turismo cultural tienen frente a sí un sector en alza en Madrid. Y ya hay puestos en este mercado numerosos intereses de terceros. Sin ir más lejos, en el recién finalizado puente de la Constitución, las cifras de ocupación hotelera se han elevado hasta alcanzar el 70% o el 80% en la capital. Los empresarios del sector saben que las cifras volverán estos días al 30% o 35% marcado por la crisis. Pero todavía hay esperanza: la cultura puede ser el elemento diferenciador que acerque Madrid a un modelo de turismo más eficiente.