GUIÓN PARA LAS ETIQUETAS
Cuando introduzcáis vuestro reportaje, entrevista, etc. tenéis que indicar dos etiquetas. La primera que especifique el sector cultural en el que os habéis centrado y la segunda que indique el contenido que habéis analizado.

1. ETIQUETA PARA EL SECTOR CULTURAL:
Patrimonio, museos, archivos, bibliotecas, libro, periódicos y revistas, artes plásticas, artes escénicas, cine, video, música grabada, televisión, radio, fundaciones u otras instituciones culturales.

2. ETIQUETA PARA EL CONTENIDO:
Sector, estrategia competitiva o estrategia corporativa

miércoles, 9 de diciembre de 2009

RENOVARSE O MORIR - Candela Jiménez

Han sido muchos los que han definido Internet como “el enemigo de los derechos de autor”. La industria discográfica ha sido siempre la más activista en contra de la red mundial de comunicación, sobre todo debido a la difusión libre de archivos a través de Internet. Podríamos señalar como ejemplo de estas protestas tanto a la SGAE como las campañas del Ministerio de Cultura, algunas discográficas y artistas, además de algunos reportajes de los medios tradicionales. Incluso el último Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, que ha reabierto este debate. Sin embargo, también son muchos los detractores de este pensamiento. Como manifiesta Lawrence Lessig en su libro “Free culture”, la red de Internet es utilizada no sólo para bajarse música sin pagar por ella, sino que hay muchos que la escuchan antes de comprarse el disco, o que acceden a contenidos bajo Copyright difíciles de encontrar. No nos olvidemos que existen contenidos en Internet que no están protegidos por el Copyright, también existen otras licencias como Creative Commons, o incluso Copyleft que ya se ha implantado casi como una filosofía o forma de vida para algunos informáticos y cibernautas.

Pero no sólo son los usuarios los que creen en Internet como una herramienta de difusión de conocimiento. Incluso existen discográficas que creen en Internet como una herramienta más para la promoción de sus grupos. PIAS es una de ellas. Ofrece a sus grupos una promoción completa que incluye una estrategia digital en Internet, con widgets, banners, redes sociales, DMS (Digital Music Services), tienda online, utilidades para móviles… Todo coordinado internacionalmente.

“Nos olvidamos que las propias compañías discográficas son las que pusieron en manos del consumidor un formato grabable” comenta Fernando Delgado, antiguo jefe de Promoción en PIAS Spain. Se refiere al cedé. En la época del vinilo, es cierto que se podían realizar copias a cassette, pero el resultado era de una calidad muy inferior. En cambio, con la llegada del cedé, la industria discográfica se benefició de su coste inferior vendiéndolo casi al mismo precio que los vinilos lo que hizo subir de forma acelerada sus beneficios. Pero puso en manos del consumidor un formato que era cercano al llamado Máster de grabación y que se podía copiar con un resultado de calidad muy cercana al original.

Sin embargo, son ya muchos los grupos que utilizan Internet para poder darse a conocer. Sobre todo los grupos menos comerciales y desconocidos, algo que también caracteriza a este sello discográfico y distribuidora, PIAS. Todo comenzó cuando Kenny Gates y Michel Lambot se conocieron en 1981, gracias a la tienda en la que trabajaba Michel, “Casablanca Moon”, la cual sólo importaba música independiente. Su relación fue afianzándose rápidamente, “especialmente cuando Michel me regaló su colección de Joy División”, afirma Kenny.

Tras el cierre de la tienda en 1982, decidieron crear PIAS, es decir, “Play It Again Sam”, que comenzó con la importación de discos en el sótano de los padres de Kenny, y ha acabado siendo incluso denominada “la multinacional de las indis”. Pero el trabajo que realiza PIAS no es de una simple distribución al uso, no se limita a poner el disco en la tienda, también trabaja las giras, la promoción… y lo hace con grupos poco comerciales, con más dificultades. Se podría decir que hace las funciones de sello discográfico pero con el disco acabado. Mientras que empezaron tan sólo llevando grupos independientes, poco a poco han ido ampliando su campo de actuación, abriéndose a grupos más “grandes”, por lo que grupos independientes comparten sello o distribuidora con otros más afianzados. Se trata de una filosofía de amor y pasión por la música la que une a todos los miembros de PIAS, en la que Kenny y Michel siguen siendo los dirigentes. Son apasionados por la música que no se limitan a criticar a Internet en la defensa de los Derechos de los Artistas que representan, sino a beneficiarse de las nuevas tecnologías para hacer llegar a más gente lo que ha sido desde hace veintisiete años, su forma de vida.