GUIÓN PARA LAS ETIQUETAS
Cuando introduzcáis vuestro reportaje, entrevista, etc. tenéis que indicar dos etiquetas. La primera que especifique el sector cultural en el que os habéis centrado y la segunda que indique el contenido que habéis analizado.

1. ETIQUETA PARA EL SECTOR CULTURAL:
Patrimonio, museos, archivos, bibliotecas, libro, periódicos y revistas, artes plásticas, artes escénicas, cine, video, música grabada, televisión, radio, fundaciones u otras instituciones culturales.

2. ETIQUETA PARA EL CONTENIDO:
Sector, estrategia competitiva o estrategia corporativa

jueves, 10 de diciembre de 2009

Y LA COMPETENCIA LLEGÓ A LOS FESTIVALES

Xavi Ruiz 10/12/2009

Según datos del Ministerio de Cultura, en España se celebran anualmente 233 festivales de cine. Sumando retrospectivas, ciclos y otras convocatorias, se duplica la cifra. Sólo en el mes de octubre, se producen hasta 42 citas diferentes. Por géneros, el gran triunfador es el cortometraje, con 134 festivales celebrados al año.

Ante este nutrido panorama, algunos, como Álex de la Iglesia, presidente de la Academia del Cine Español consideran que “nunca hay suficientes festivales, como nunca hay suficientes películas”, pero parece que ese no es el criterio que regirá en adelante en el Ministerio de Cultura.

En declaraciones al diario El País el pasado 15 de Noviembre, Ignasi Guardans, director del ICAA (Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), advirtió contundentemente del cambio de rumbo que el Ministerio va a emprender en el apoyo a los festivales de cine: “No seremos el espectador pasivo que da dinero una vez al año a los certámenes con criterios amorfos. Ahora arrancamos una comisión que no sólo valorará, sino que ayudará en la estrategia, de común acuerdo con los interesados".

En un sector que sobrevive mayoritariamente de las ayudas gubernamentales (el Ministerio subvencionó en 2007 a 42 festivales; para 2010 están previstas subvenciones de más de tres millones de euros), Guardans planteó la necesidad de reordenar la maraña de citas y “racionalizar las ayudas. Hay cosas que no se hacen y gente que repite esfuerzos y se solapan". Asimismo, el director del ICAA anunció las nuevas bases de la política cultural del Ministerio respecto a los certámenes cinematográficos, una revisión de estrategia donde en adelante pesarán tres criterios fundamentales: calendario, geografía y contenido.

Entrando en los casos concretos, Guardans apuesta claramente por una alta concentración del sector, donde los festivales subvencionados por el Ministerio no compitan por los mismos nichos de mercado: “No tiene sentido que Donostia tenga mercado cinematográfico porque, ¿cuál debe ser el escaparate del cine español? El certamen de Málaga. Allí debe organizarse el gran mercado de venta de nuestro cine, para que el que necesitas aeropuerto cercano, plazas hoteleras... San Sebastián no posee eso, pero sí podría alcanzar una gran implicación educativa, con master class para profesionales". La especialización también se presenta como un criterio fundamental: "Somos la gran puerta de entrada del cine suramericano en Europa. Pero tengamos una, no cinco pequeñas.”

Las reacciones a las declaraciones de Guardans no se han hecho esperar en el sector cinematográfico -estos días en pie de guerra contra la famosa Orden para el desarrollo de la polémica Ley del Cine-. “Que hay demasiados festivales es obvio”, asegura Javier Angulo, director de la Seminci de Valladolid. “Está claro que la especialización es fundamental en la supervivencia. Y que cada certamen tenga -y mantenga- su identidad”, añade Carmelo Romero, director del Festival Cine Español de Málaga. Desde los Festivales de Gijón y Huelva se apremian en subrayar su valor diferencial. Para el responsable del festival transgresor por excelencia en España, "Gijón tiene un sello propio fácilmente reconocible”. A su vez, Eduardo Trías, director del Festival de Cine Iberioamericano de Huelva, con 35 años de historia, asegura que su festival ya emprendió el cambió de rumbo que ahora propone Guardans: “Durante mucho tiempo fuimos la única puerta de entrada a Europa del cine iberoamericano. No hemos lamentado perder el monopolio, porque creemos en dar visibilidad a este cine. En los últimos tiempos, este aumento de ciclos y certámenes destinados al cine iberoamericano nos ha obligado a reinventarnos. Ahora buscamos nuevos talentos y apostamos por las óperas primas.”

Que el ecosistema de certámenes necesita una reordenación para aunar esfuerzos y evitar la saturación parece cada vez más evidente. Pero no todos los implicados en esta futura reestructuración parecen estar satisfechos con los nuevos planes del Ministerio de Cultura. En respuesta a las declaraciones del director del ICAA, Odón Elorza, presidente del patronato del Festival de San Sebastián, se quejó en el mismo diario dos días más tarde de la inoportunidad de las palabras de Guardans: “El Zinemaldia debe seguir desempeñando un papel importante en el mercado cinematográfico español. Es el único de serie A que se celebra en España y el más representativo de nuestro cine […] En la próxima reunión del consejo de administración se analizará el papel, los contenidos, la función y la misión estratégica que nos corresponde dentro del mundo de los festivales competitivos, por lo que las premisas anunciadas por Guardans coartan ese debate y pueden generar tensiones".

Y con Guardans llegó la competencia llegó al sector de los festivales cinematográficos. El debate está abierto.

FUENTES

> El País 15/11/2009 ‘Guardans avisa a los festivales de cine’

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Guardans/avisa/festivales/elpepicul/20091115elpepicul_1/Tes

> El País 17/11/2009 ‘¿Cómo trazar el mapa de festivales?’

http://www.elpais.com/articulo/cultura/trazar/mapa/festivales/elpepicul/20091117elpepicul_1/Tes